miércoles, 11 de mayo de 2022

¿Por qué no escribir un blog?

Hay tantos blogs en Internet que uno más no se iba a notar ¿no? 
 Dudo que algo de lo que yo pueda contar aquí tenga algún interés, pero ¿y si os hacen gracias las mismas gilipolleces que me las hacen a mí? igual podemos compartirlas. Este blog no tiene sentido, ni tendrá una temática específica, simplemente escribiré por no dejar de hacerlo, quizás por dejar espacio libre en mi memoria o simplemente porque me aburro.
Mi vida no es especialmente interesante (depende con quién se me compare, porque el otro día vi un documental de la vida del cangrejo ermitaño del Canadá, y tampoco es que su vida sea un fiestón) así que el que busque un blog de aventuras y fotos de viajes a sitios de ensueño, igual debería de seguir buscando. Todo el mundo tiene una forma peculiar de ver el mundo y esta es mi forma de verlo, solo eso, entre un pesimismo perpetuo y algo que no deja de ser cómico. Si alguien llega a leer este blog (cosa que dudo) espero arrancarle una sonrisa o incluso una carcajada, y que le quede claro que está leyendo a alguien que escribe esto un viernes por la noche (que cada uno saque conclusiones). Intentaré escribir cada semana, pero igual me aburro y esto es lo último que escribo, así que...gracias y enhorabuena por leer lo único que he escrito en el ciberespacio. También quiero decir que escribo muy mal o incluso peor, por lo que cabe la posibilidad de que en textos de 1200 palabras encontremos una sola coma (y muy posiblemente esté mal colocada) o que haya tantas comas y puntos que parezca que se está leyendo un telegrama. Recuerdo que me aconsejaron un libro con el que "todo el mundo" aprendía ortografía, yo aprendí, a que por lo visto, NO entro dentro del concepto "todo el mundo", no sé si sentirme triste o aliviado. Dicho esto, creo que ha llegado el momento de empezar a escribir estupideces y cosas que no interesan a nadie. 

martes, 19 de febrero de 2019

La casa se Babel

Una vez viví en una casa con 9 personas, la primera semana todo fueron buenas formas y respeto, pero cuando tienes que pelearte para poder cagar, la cosa se pone tensa. Los servicios eran nuestro talón de Aquiles, hay personas que alquilan una habitación porque no es muy normal alquilar cuartos de baño por separados, no es lógico meterse en el cuarto de baño a las 7 de la mañana y salir a las 9 aún con el pelo mojado.
 Una vez casi entro en el servicio a las ocho y cuarto, incluso lo hice, pero había una persona dentro que se había “olvidado” de cerrar la puerta mientras se afeitaba el sobaco con una cuchilla que seguramente no sería suya.
Se habla de las camas calientes, pero nadie habla de los retretes calientes, esos en los que te sientas, y sólo por la temperatura sabes que no hace muchos minutos otro culo habitaba ese mismo espacio. En esa casa había un termo eléctrico, creo que nunca llegué a ducharme con agua caliente, una vez me puse el despertador a las cuatro de la mañana con toda la ilusión del mundo, y cuando me desperté salía un tío del baño con un periódico y el pelo mojado, hijo de puta, había hecho un completo (ducha y suelta de escombros), después de un completo no merece la pena entrar ni para mirarte en el espejo.

Los primeros días se hace un cuadrante con los días que le toca a cada uno limpiar el baño, el típico reparto de tareas, la primera semana parece que todo funciona bien, pero sólo porque es el tiempo que necesita un baño en parecer abandonado, después, ves como los azulejos van cambiando de color, la temperatura media es un caldo de cultivo para cualquier enfermedad existente, hay más humedad que en Guinea ecuatorial, el grifo del lavabo ha sido morreado hasta ponerse blanco de la pasta de dientes, las toallas mojadas se acumulan, abandonan ropa interior y los pelos muelle atascan el bidet. Si echabas el vaho en el espejo se podía leer: “Feliz año 1837”

Hay aventureros que aún se atreven a dejar sus cepillos de dientes en un baño compartido con semejante fauna, eso es un error de manual, si tienes algún contratiempo con alguien, aunque solo sea una mala mirada, lo primero que van a hacer es pasarse tu cepillo por alguna zona donde no hace falta cepillar nada, también cabe la posibilidad de que te lleves bien con todo el mundo y te sientas a salvo, pero tengas la mala suerte de tener un cepillo del mismo color que uno que no es tan buena persona con todo el mundo.

Uno puede vivir sin cocina, sin una habitación, sin un salón, pero necesita de un cuarto de baño, ahí radica el problema.
En esa casa había 156 clases de geles de baño diferentes, en idiomas distintos, uno se va, deja el gel en el baño, y ya forma parte de la casa de por vida, nadie lo va a tirar jamás porque no sabe de quién es, ¿y si lo tiras y el dueño aún está en el piso? Volvemos a la parte del cepillado de zonas que no necesitan cepillarse.

jueves, 24 de enero de 2019

Operación "Paloma"

¿Cuantas rupturas sentimentales se necesitan para convertirse en un senderista de élite y experto en salsa, merengue y bachata?

Esto lo leí en algún sitio y me hizo mucha gracia, y es que no deja de ser cierto, a uno lo dejan y empieza comportarse de una forma rarita, te vuelves un senderista bailongo, un deportista que come demasiado bien, o un tío que viste más moderno que su hijo, hay muchas más opciones, pero todas igual de peculiares.

viernes, 18 de enero de 2019

Déjala aquí sin miedo

Hoy tocaba donar sangre, todo el mundo debería de hacerlo por dos razones de peso, una, porque es una buena acción, y dos, porque es una de las pocas oportunidades donde le puedes ver las suelas de los zapatos a los demás sin que te estén pisando la cabeza, no es que sea algo super interesante, pero te hace ver la vida desde otra perspectiva y te haces un experto en suelas. ¿Esa señora por qué no le habrá quitado la pegatina del precio a los zapatos?, interesante esa otra “suela roja”, ¿en serio has venido a donar sangre en zapatillas de andar por casa?, y ese pobre, vaya putada venir a donar y pisar una mierda antes de entrar, es como cuando vas al baño y te cruzas con alguien que sale de él con medio rollo de papel higiénico pegado a la suela, se lo quieres decir, pero se aleja mientras te lo piensas, y se va, ahí quedó eso, otras vez será, ha sido una buena intención inacabada, sigue buscando, debajo de cada tapadera hay un yogurt, yo siempre compruebo mis suelas antes de entrar a donar sangre y al salir de los servicios, soy un experto, nadie podría adivinar nada viendo mis suelas, otra cosa es que saque el móvil, una vez saque el móvil en la cola del cine y un niño cabrón le dijo a su madre: Mira mamá, ese chico tiene un móvil como el del abuelo. (¡tus muertos!) tengo que modernizarme, lo sé, pero eso cuesta dinero, y como leí una vez en el Puterful, “el dinero no me hace feliz, me hace falta”. 

martes, 20 de noviembre de 2018

Me lo deja larguito por atrás

¿Por qué, el más bajito del grupo Ecos del Rocio tiene ese pelo tan raro? ¿Es posible que el peluquero lo pele de frente y no vea lo que se deja detrás?, También cabe la posibilidad de que lo pele de espaldas, como a las personas normales, pero luego no le enseñe el espejito pequeño ese destinado a mostrarle como le ha quedado la parte de atrás, y este no sepa que parece el manto de una virgen. Quizás este pida ser pelado así, pero ¿por qué? ¿Quizás en el colegio se llevó tantas collejas que ahora le da miedo enseñar la nuca? ¿Es posible que no tenga cuello por ese lado? Igual ese pelo tiene utilidades que desconocemos y cuando monta en avión, se hace un cojín de esos para dormir con su propio pelo. También, si tiene que dormir al raso, puede hacerse un colchón de pelo, es más, igual no tiene casa, y antes de dormir se hace un nido con él. Cada persona tiene su estilo, eso es respetable al 200%, pero ese corte de pelo cuando eres bajito te hace propenso a que le pisen por atrás y te hagan daño en el cuello. Yo no se si los demás del grupo hablan de este tema, o es algo tabú, pero alguien debería de aconsejarle otro tipo de corte de pelo, uno más acorde con su estatura. Si ese hombre usa moto y la policía lo para sin casco ¿puede multarlo? Creo que ese pelo puede ser considerado como un casco de máxima seguridad, sobre todo en una parte tan delicada como la nuca, ¿no es así?

sábado, 17 de noviembre de 2018

Un cafelito

Hoy he descubierto que se puede hacer el gilipollas de muchas maneras distintas, pero yo las bordo todas. Es algo intrínseco.
Le he echado algunas monedas al vaso de un hombre que estaba pidiendo en la puerta de una iglesia, y este me ha mandado al carajo. Hay que saber distinguir entre quien pide dinero en la puerta de una iglesia, y quien está fuera esperando que salga su mujer mientras toma un café (con algunas monedas dentro).

lunes, 1 de octubre de 2018

Lo que diga el Cesar



“El otro día fui a una discoteca y acabé comiéndole el hocico a una señora mayor”. Si esta frase romantica sale de la boca de un chaval de quince años puede parecer hasta graciosa, precisamente porque es joven y posiblemente gilipollas, pero que te la diga tu tío, hace que se te caigan las orejas al suelo y las lleves arrastrando hasta tu casa, llegando con los lóbulos hinchados como raquetas de frontón, llenos de tierra y cáscaras de pipas. Lo que no logro quitarme de la cabeza es ese: “A una señora mayor”, Mi tío tiene sesenta y siete años, más que a una disco tuvo que ir al museo arqueológico, la cosa se le fue de las manos y acabó “comiéndole el hocico” a Nefertiti, mi futura tía Nefertiti quería decir.