Entrada destacada

¿Por qué no escribir un blog?

Ilustración Luis Llacer @llacerart Hay tantos blogs en Internet que uno más no se iba a notar. Dudo que algo de lo que yo pueda contar ...

lunes, 8 de agosto de 2022

El ojete de Sauron

 


Uno no conoce a alguien hasta que se toma un par de copas con esa persona, o pasa cerca de un grupo de señoras mayores y te suelta un:

- Me encantaría chuparle el culo a esa tía, le abriría el ojete y se lo dejaría niquelado.

No estoy en contra de que la gente vaya por ahí chupando culos ajenos, de hecho, me encanta que las personas hagan lo que les gusta, si con eso no hacen daño a nadie. Pero me llama la atención que un tío que no llega a los 30 años quiera dejarle el culo “niquelado” a una señora de unos 70 tacos, como poco, porque suelo ser muy malo adivinando edades y tiendo a echar menos edad de la que se tiene. Pero en fin, como se diría en otra épocaDe gustibus non est disputandum”, o lo que viene siendo, “para gustos, colores”. Si a este chaval le gustan los culetes arrugados, pues fantástico.

lunes, 1 de agosto de 2022

Un buen viaje

 


Hoy me han robado el cargador del móvil. Me he quedado dormido en el tren, y algún ser iluminado aprovechando que tenía el cuerpo en modo reposo me ha birlado el cargador. Hay que ser un cabroncete para realizar dicha hazaña, pero aún así, hay que tener cierta habilidad, y eso hay que respetarlo. De todas formas, si me llego a despertar mientras estaba con las manos en el cargador, me habría visto obligado a amputarle las manos y hacerme dos ceniceros con ellas.

sábado, 25 de junio de 2022

Atreyu

 


Tengo nuevos colegas, Atreyu y Atreya. Ya sé que Atreyu era uno de los protagonistas de la historia interminable, y que el caballo de este se llamaba Ártax, pero no me acordaba del nombre de este cuando los vi y los llamé así.

sábado, 11 de junio de 2022

El plan

 


Son las cuatro y cinco de la mañana, cinco y cinco en España. Estoy mayor, o por lo menos, me siento mayor. Trabajar detrás de la barra de un bar tiene sus cosas buenas, que no estás delante, pero por lo demás, es una mierda.

Hoy al terminar del trabajo ha venido un borracho y me ha estado contando una historia en inglés de la que no he entendido un carajo. No creo que fuese una historia muy interesante por la forma que tenía de contarla, pero luego la cosa ha cambiado y todo ha tomado otro color.

Total, que al final ha acabado gritándome en la oreja: ¡Tienes que tener un plan, joder! No puedes ir por la vida sin un plan, ¡estás jodidamente loco, es como conducir sin agarrar el puto volante!!! ¡¡Gilipollas!!

Lo peor no es que me estuviera me estuviera reventando los tímpanos, que va, lo peor es que el hijo de puta tenía razón.

jueves, 9 de junio de 2022

Ovejitas

 



Hoy, aprovechando que casi hacía buen tiempo he ido a dar una vuelta por la zona donde vivo ahora. Está chulo este sitio, hay verde, y cuando se acaba el verde, hay más verde, eso significa que llueve una barbaridad, pero en fin, ningún sitio es perfecto, y si existe, os puedo asegurar que no tiene este clima de mierda.

La gente se cree que es broma, pero el tema del tiempo aquí es un chiste, igual hace un caloret de cojones, que cinco minutos después se te ponen los pezones duros del frío. Te tapas los ojos porque el sol te deslumbra y en ese mismo momento te cae un chaparrón, sacas el paragüas y el viento te lo arrebata y lo deposita en el norte de Francia, esto es Inglaterra.

Dentro de mi paseo, he parado un rato a ver unas ovejillas que había en un campo.

viernes, 27 de mayo de 2022

Una de propinas


Hoy hemos tenido una reunión en el restaurante para hablar sobre el delicado tema de las propinas. Tenemos que hacer algo para que estas suban. Estamos en un lugar rodeado de yates y coches de lujo, y los cabrones se quedan esperando a que les des sus cinco céntimos de vuelta. Entiendo que si vas por ahí dejando propinas de ensueños quizás no tendrían estos barcos, mansiones y estas naves espaciales, pero coño, podrían dejar caer unas migajas. De cada 100 clientes que entran por la puerta solo dos dan los buenos días, y solo uno lo hace porque realmente quiere y no obligado porque ya le hemos dicho hola tres veces.

Se habla de sonreír más, ser más simpáticos y ser más serviciales. Es complicado sonreír mucho cuando llevas doce horas detrás de una barra, de hecho, más que sonreír, lo que quieres es mandarlos a tomar por culo y desearles que tengan un día de mierda, exactamente igual que el tuyo.

El jefe no quiere opinar , dice que bastante tiene con pagarnos el mínimo legal y ofrecernos un alojamiento “decente”, alojamiento por el que nos cobra casi la mitad del sueldo, como para tener que preocuparse en si nos dan o no propinas.

miércoles, 11 de mayo de 2022

¿Por qué no escribir un blog?

Ilustración Luis Llacer @llacerart


Hay tantos blogs en Internet que uno más no se iba a notar.
Dudo que algo de lo que yo pueda contar aquí tenga algún interés, pero ¿y si os hacen gracias las mismas gilipolleces que me las hacen a mí? igual podemos compartirlas. Este blog no tiene sentido, ni tendrá una temática específica, simplemente escribiré por no dejar de hacerlo, quizás por dejar espacio libre en mi memoria o simplemente porque me aburro. Mi vida no es especialmente interesante, depende con quién se me compare, porque el otro día vi un documental de la vida del cangrejo ermitaño del Canadá, y tampoco es que su vida sea un fiestón, así que, el que busque un blog de aventuras y fotos de viajes a sitios de ensueño, igual debería de seguir buscando. Todo el mundo tiene una forma peculiar de ver el mundo, y esta es la mía, solo eso. Si alguien llega a leer este blog (cosa que dudo) espero arrancarle una sonrisa o incluso una carcajada, y que le quede claro que, está leyendo a alguien que escribe esto un viernes por la noche (que cada uno saque conclusiones). Intentaré escribir cada semana, pero igual me aburro y esto es lo último que escribo, así que, gracias y enhorabuena por leer lo único que he escrito en el ciberespacio. También quiero decir que escribo muy mal o incluso peor, por lo que, cabe la posibilidad de que en textos de 1200 palabras encontremos una sola coma (y muy posiblemente esté mal colocada) o que haya tantas comas y puntos que parezca que se está leyendo un telegrama. Recuerdo que hace años me recomendaron un libro con el que "todo el mundo" aprendía ortografía. Después de leerlo varias veces, sigo escribiendo igual de mal, por lo que, es evidente que no entro dentro del concepto "todo el mundo". No sé si debería sentirme triste o aliviado. Dicho esto, creo que ha llegado el momento de empezar a escribir estupideces y cosas que no interesan a nadie. 
 
Por cierto, debido a mi inutilidad manifiesta para crear un blog en condiciones, he de decir que, aunque pongas tu correo para recibir las "novedades" no te llegarán, el por qué, es algo que me gustaría saber a mí, pero el caso es que no llegan. 
Pd: Ahora también tengo un blog de películas jiij me estoy viniendo arriba.